La identidad del Indie

ninos-mutantes-naufragos

JUAN E. MARTÍN

Nos contaba Nani Castañeda (batería de Niños Mutantes), en la entrevista que concedieron a esta publicación, que el concepto de indie se ha democratizado y que ser indie ya no consiste en ser el más guay del barrio. Posiblemente tiene toda la razón, pero ¿hasta qué punto es beneficiosa esa democratización? Y en mi opinión habría que diferenciar, y mucho, entre el artista indie y el fan indie. En lo que respecta al primero, esa evolución me parece realmente beneficiosa, ya que con esa humanización hemos visto como de un tiempo a esta parte ser indie ya no consiste en ser excéntrico, tratar de escandalizar, los artistas indies de ahora ya no cantan en idiomas extranjeros y no recurren al surrealismo, ni ningún otro ismo, para sus composiciones, se han hecho más asumibles, más mundanos, más cotidianos, sus problemas y sus inquietudes son las del resto de la gente y de está manera han conseguido una aceptación que les fuera esquiva y con ello una repercusión que antes no tenían.

En cuanto al fan indie no es diferente al cualquier otro fanático, sin conocimiento de causa ni conciencia de clase. En estos días ser indie está de moda, es tendencia, con la pérdida de identidad que eso implica, y aquí aparece la gran contradicción: si ser indie era una búsqueda de identidad, y ubicar a un individuo en su lugar en el mundo, ¿La alienación de ese individuo no lo fagocita?

Hemos llegado a un momento en el cual pasear por el barrio significa cruzarte a cada momento con el más guay del barrio. No se hasta que punto son más responsables de esto Sidonie o Russian Red, que H&M o El Corte Inglés. Si seguimos a este ritmo tal vez tengamos suerte y “Un Buen Día” se convierta en la canción de la campaña de primavera de la cadena de almacenes.

El viernes pasado aposté con un colega cuantas camisas de cuadros habría en el concierto de New Raemon con Maga en Planta Baja yo dije 47, él 62 y perdí. El look indie mola, y básicamente es bastante fácil: imprescindible, camisa de cuadros mal planchada, vaqueros gastados y pelo cuidadosamente mal peinado, los complementos son importantísimos, sobretodo unas gafas de pasta (preferiblemente sin graduación) y unas zapas de cualquier marca que haya estado de moda en los últimos 30 años, mucho mejor, de hecho si son de esa época. La verdad es que el estilillo está chulo, al menos a mi me mola.

En el mismo concierto escuché una frase que me hizo mucha gracia y creo que puede ilustrar bastante bien el tema, una chica le decía a otra: “Tía, el martes que viene tengo el examen para el carné de identidad y lo llevo fatal”. El concierto estuvo chulísimo, el sonido Maga unido a las composiciones de The New Raemon consiguieron una sinergia extrañamente efectiva. Por cierto, creo que la chica de la frase, se refería al examen del carné de conducir, aunque más de uno quizás necesitaría realmente un examen de identidad.

— ¿Os ha gustado?. —Siiiii!! — Pues un me gusta y colorín colorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>