Televisión, emigración y modernidad mal entendida

telebasura

Todo parece un plan perfectamente orquestado para que nos vayamos del país.
Juanfran Molina

Vetado el fútbol para los bolsillos más pudientes y el cine y la mayoría de las series en formato descarga o internet, la televisión ha quedado como un frente para descerebrados en donde sólo tienen cabida los realitys más cutres, las noticias a menudo sesgadas y las tertulias tristes. Eso, y programas del tipo “Españoles por el mundo” en donde salen españolitos como tú y como yo pero que se han ido del país; han emigrado en busca de una nueva suerte. Y se jactan de ello. Nos venden ese “irse del país” como una suerte, como la solución. Les va bien. Es hippie y a la vez yuppie. Es moderno. Posmoderno. Lo antiguo es no saber inglés y quedarte en un país que se va al carajo intentando buscar trabajo donde no lo hay. Salen jóvenes que hablan inglés, alemán, chino… pero que no tienen ni puta idea de español. Ésa es la modernidad que nos venden: no saber cuándo se acentúa la palabra aun pero parlar en inglés. Reivindican lo ortodoxo como posmodernismo caduco, cañí. Porque eso parece lo de “Españoles por el mundo”: cañí y casi franquista eso de irse al extranjero… que lo moderno es irte, cotizar en otro país, compartir piso y trabajar en una multi muy grande y muy muy multi. España quiere que nos vayamos. Esta España que se vende tan patriota quiere que nos vayamos a la mierda. Quiere que fundemos la marca España pero desde fuera, intentando desplazar nuestro culo del asiento. Que coticemos fuera y tengamos hijos extranjeros. Quiere que vuelvas hecho un marajá o que no vuelvas. Que te mueras antes de venir a pedir algo. La televisión nos ofrece este tipo de documentos engolados y vestidos atractivamente (si algo hace bien el capitalismo es “vender”) mientras que a la vez nos enseñan cosas como “Intercambio de casas” y “Entre todos” para que veamos la diferencia entre irse y quedarse. Entre el triunfo y la derrota. Entre la cumbre y el abismo. Parecen decirte: “Vete, imbécil. Estás acabado aquí. Te estás pudriendo. Vete a pudrirte fuera por lo menos… vas a acabar como estos”. Todo parece un plan perfectamente orquestado para que nos vayamos del país. Y la televisión es el vehículo que transporta le mensaje. La boca por la que se emite. El grito. Y nosotros somos los españoles. Que nos dividimos entre irnos y quedarnos. Entre el llanto traspuesto y la sonrisa helada. Entre el frío abrigado de la huida y el calor más desnudo de refundar la tierra en la que naciste.

EL CÉFIRO

El Céfiro escribe en el blog: http://elcefiro.wordpress.com

— ¿Os ha gustado?. —Siiiii!! — Pues un me gusta y colorín colorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>